Tips de decoración mediterránea para tu hogar

decoración mediterránea

A la hora de remodelar interiores, cualquier tema puede ser un motivo de inspiración. Es tendencia coger ideas de decoración para casa cuando salimos de nuestra zona de confort y visitamos nuevos lugares con diferentes costumbres o culturas.

Muchas personas buscan decorar un espacio en el que la calma y tranquilidad se noten desde que se pone un pie en ese lugar.

Es muy probable que si has visitado sitios como Ibiza o Santorini te hayas fijado en la elegancia y sencillez que transmiten estos cálidos lugares. Los tonos cálidos que se utilizan ayudan a crear un entorno en el que la relajación sea una prioridad. ¿Imaginas tu salón o habitación ambientado con este tipo de decoración? Si la respuesta es sí, la decoración mediterránea es para ti. 

Conoce bien en qué se basa esta tendencia y cuáles son las características clave para poderla llevar a cabo. 

Qué es la decoración mediterránea

La decoración mediterránea es el estilo para decorar interiores inspirado en todos aquellos lugares que bordean el mar mediterráneo. Está caracterizada por embellecer espacios basándose en la sencillez, elegancia y romanticismo. 

En esta tendencia de decoración, la calma y la simplicidad van de la mano. Destaca por utilizar tonalidades claras, cálidas y frescas tanto en las paredes como en sus textiles o accesorios.

Este estilo originario de Grecia puede ser más rústico, conocido como decoración rústica mediterránea, o más modernizado, identificado como decoración mediterránea moderna. En ambas opciones, las características principales suelen ser bastante similares.

Tips para un estilo de decoración mediterránea

El objetivo principal de la decoración mediterránea es seguir el lema que indica que en lo sencillo y lo auténtico está el lujo. Aparte de esto, para decorar tu hogar con este estilo se tendrán que seguir las siguientes particularidades.

Colores: blanco, beige y azul

Si algo es característico de este estilo mediterráneo son sus cálidos y tenues colores. No pueden faltar sus paredes blancas o con tonos color tierra o crudos. Dentro de la amplia paleta de colores que existen, los accesorios de esta decoración destacan por sus tonalidades azules.

Materiales

En el mobiliario de la decoración mediterránea se utilizarán materiales y acabados en los que la austeridad y la naturalidad sean sus principios básicos.

La madera sin tratar es idónea en esta tendencia decorativa. Sus vetas e irregularidades aportarán ese interés visual del espacio.

Imprescindible fibras naturales

Las fibras de carácter natural serán indispensables en esta decoración. Estas fibras no podrán faltar en muebles, complementos decorativos, textiles y lámparas. Las más utilizadas son el mimbre, la yuta, el bambú y, la más novedosa, el ratán.

Textiles blancos y azulados

Una decoración no es mediterránea si sus textiles no son azules o blancos. Cojines, cortinas, alfombras y ropa de cama tendrán que ser obligatoriamente de estos colores.

Espacio minimalista

Además de todas las características anteriores, un requisito clave en esta decoración es el emblema de “menos es más”. El minimalismo te ayudará a decorar solamente con los elementos básicos y necesarios y a dar a tu espacio una mayor sensación de amplitud.

Déjate llevar por la esencia mediterránea y convierte tu hogar en un lugar acogedor rodeado de un entorno natural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.