Qué es contouring en maquillaje

maquillaje contouring

Resaltar y mejorar nuestro rostro y sus facciones es posible gracias al maquillaje. Esta técnica ha logrado convertirse en uno de nuestros mayores aliados, tanto para potenciar nuestra belleza como para tapar las pequeñas imperfecciones.

Gracias al maquillaje de cara podemos ocultar granitos, marcas de acné o, incluso, modificar de manera momentánea las zonas que nos gustaría perfeccionar.

Hoy en día existen asombrosas técnicas de maquillaje con las que conseguir alcanzar nuestra belleza máxima. 

Una de las más innovadoras, y que más tendencia marca en la actualidad, es el contouring. Si quieres convertirte en una auténtica experta de esta técnica presta atención a toda la información que te vamos a detallar. Podrás saber para qué sirve el contouring y cuáles son sus características principales.

Qué es contouring en maquillaje

Cuando hablamos de contouring en maquillaje estamos haciendo referencia a una de las técnicas preferidas de las celebrities, en especial de la gran Kim Kardashian.

El contouring consiste en resaltar y estilizar nuestras facciones combinando tonos de maquillaje claros y oscuros. La idea es buscar las zonas del rostro que queremos destacar y “hundir” con sombras oscuras aquellas partes que queremos disimular o dar menos importancia y volumen.

Utilizamos tonos oscuros para profundizar los rasgos y, como comentábamos anteriormente, hundirlos. Mientras que, las tonalidades claras nos ayudan a resaltar y dar mayor visibilidad a esas zonas.

Qué productos necesito

Antiguamente, el contouring en maquillaje solo lo realizaban los profesionales del make-up. En la actualidad, es una técnica que puede ser llevada a cabo por cualquier persona que le guste maquillar o maquillarse.

Para desarrollar un buen contouring no podemos prescindir de ninguno de los siguientes productos de maquillaje:

  • Iluminador, a poder ser en formato lápiz para facilitar su aplicación
  • Bronceadores, de tonalidades bronce o marrón oscuro
  • Colorete, en base cremosa o stick
  • Brochas redondas y afiladas
  • Kits/paletas especiales de contouring

Cómo aplicar contouring en el rostro paso a paso

Siguiendo todas estas indicaciones lograrás un maquillaje con un contouring de cara muy parecido al de los maquilladores profesionales.

Paso 1: Hidrata tu piel

Lo primero de todo, antes de realizar cualquier tipo de maquillaje, hidrata tu piel con tu crema de día. No obvies este paso, es muy importante para no dañar tu piel.

Paso 2: Aplica primer y base de maquillaje

Aplica un primer para igualar la piel y protegerla de los componentes del maquillaje. Después, utilizaremos nuestra base de maquillaje favorita.

Paso 3: Elige el color de tu contouring

Una vez que ya tenemos nuestra base preparada, llegó la hora de elegir cuál será el color más adecuado para el contouring. Lo idóneo es escoger colores uno o dos tonos más oscuros que el color de tu propia piel.

Paso 4: Usa tonos oscuros desde los pómulos hasta las orejas

Coge la brocha y extiende las tonalidades oscuras en forma de V justo debajo de los pómulos hasta llegar a las orejas. Utiliza también estos tonos para remarcar la zona inferior de la mandíbula, la parte superior de la frente y las sienes.

Paso 5: Aplica iluminador

¡Llegó el momento del iluminador! Extiéndelo sobre la frente, en las cejas y su arco, en la parte superior de los pómulos, en la nariz y en el conocido arco de cupido.

Paso 6: Difumina

Difumina con la brocha los polvos bronceadores y el iluminador, de tal manera que se mezclen las tonalidades y se cree un efecto súper natural.

Paso 7: Utiliza tonos rosados sobre las mejillas

Marca con suavidad tus mejillas con un blush con tonos rosados.

Paso 8: Toque final con polvos traslúcidos

Fija el resultado con unos polvos traslúcidos para mantener el efecto del contouring lo máximo posible.

¿Estás lista para practicar esta técnica de contouring y ser una auténtica experta del make-up?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.