Cómo elegir aguacate

Elegir un buen aguacate

En guacamole, como complemento a tus ensaladas o el ingrediente estrella en tus desayunos. Los aguacates son uno de los productos frescos de mayor éxito en la frutería de los supermercados Alcampo. No es de extrañar, ya que estas frutas exóticas se han convertido en la protagonista principal de muchas de nuestras recetas.  

Aunque ya es una gran conocida en nuestra nevera, a veces nos cuesta escoger y no siempre acertamos con su estado. Para que esto no vuelva a ocurrir, aquí os dejamos unas pequeñas recomendaciones de cómo elegir un buen aguacate

Cómo elegir un aguacate en su punto

Encontrar un aguacate maduro, en ocasiones, es una misión imposible. Pero con estos trucos será mucho más sencillo a partir de ahora. 

1- Origen de su procedencia y variedad 

Los aguacates son originarios del Sur América, sobre todo de México, Colombia, Perú y Brasil. En España también se cosechan este tipo de frutas, pero solo los encontrarás de noviembre a mayo. 

Existen diferentes variedades en el mercado, siendo la Hass una de las más ricas. Podrás reconocerla fácilmente por su tamaño homogéneo y su piel rugosa.  

2- Mejor compra aguacates de manera individual y no por mallas 

Te recomendamos que compres aguacates de uno en uno si no tienes pensado usarlos en los próximos días. Pero, si te animas a cocinar y crear, por ejemplo, la receta de aguacate braseado será mejor que elijas las mallas que se encuentran en los lineales ubicados en la zona de frutas y verduras. 

3- Mira el color de la piel del aguacate 

El color puede darte una leve idea del estado del aguacate. Si es verde significa que está muy duro. Pero, si está tirando a negro quiere decir que es el momento perfecto para consumirlo. 

Según para que lo vayas a utilizar te recomendamos que elijas uno u otro. 

4- Si es posible, tócalos primero 

Tocar el aguacate te dará una ligera idea de su grado de madurez. Con que hagas una ligera presión será suficiente, no hace falta que aprietes demasiado. Si notas que su piel cede ligeramente eso quiere decir que está en su punto para comérselo. Por el contrario, si está algo más dura puedes dejarlo unos días fuera de la nevera hasta que se madure al completo.

5- Fíjate en el “botón” del aguacate que tiene justo debajo

Si eres una amante de los aguacates, te habrás dado cuenta que suelen tener un pequeño “botón” en uno de los lados. Al retirarlo podrás ver también el estado de maduración de esta fruta. 

Por ejemplo, si se ve un color blanquecino quiere decir que le falta todavía por madurar. Pero, si el color es marrón, lo más normal es que ya esté pasado y no puedas aprovechar por completo esta fruta. 

Aún así, recuerda que si tienes dudas, nuestro personal de la sección de frutería te podrá ayudar a elegir el aguacate perfecto para ti. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.